Plantación y cuidado adecuados de los rábanos al aire libre.

Plantación y cuidado adecuados de los rábanos al aire libre.

El rábano es una verdura de primavera popular. Su valor se debe a su sencillez, facilidad de cuidado, madurez temprana, posibilidad de siembra temprana en campo abierto, utilidad y características gustativas. Mientras que otros cultivos de hortalizas se encuentran en la etapa de plántula, sus jugosas raíces ya están suministrando sustancias útiles al cuerpo humano, lo que permite reponer la deficiencia de vitaminas después de un largo invierno.

El momento óptimo para plantar un cultivo de hortalizas.

La siembra de rábanos en campo abierto se produce antes que otros cultivos de hortalizas debido a su capacidad para resistir el frío e incluso soportar fácilmente las heladas nocturnas. Puede comenzar a sembrar a fines de marzo o principios de abril. Para acelerar el proceso de germinación, los cultivos deben cubrirse con un material de película. Las variedades de rábano de maduración temprana permiten cosechar la primera cosecha tan pronto como tres o cuatro semanas después de la germinación.

El período de siembra del rábano en verano varía según la variedad, el momento de su recolección y maduración.

Es necesario plantar variedades tempranas a principios de junio y a mitad de temporada, en julio, solo cuando se usa el método de plántulas. También puede sembrar variedades de maduración tardía en campo abierto a finales de agosto o septiembre.
Y los jardineros atrevidos siembran una verdura antes del invierno antes del inicio de la primera helada. La siembra en invierno le permite obtener una cosecha antes de que madure cualquier variedad temprana plantada en primavera.

Preparación para sembrar rábanos.

Plantar rábanos es un procedimiento sencillo. Los problemas comunes que pueden surgir en el proceso de cultivo de un cultivo son la friabilidad de las raíces, el amargor y la formación de pedúnculos antes de la cosecha. Pero todas estas dificultades se resuelven mediante una elección competente de una variedad y la adherencia a las técnicas de cultivo. por lo tanto Para obtener una cosecha rica, es importante elegir con anticipación material de siembra de alta calidad y preparar el suelo.

Selección y preparación de semillas que se van a plantar

La mejor opción es comprar semillas en tiendas especializadas. Primero, debe ordenarlos por tamaño. Se considera que la clave para la germinación y el desarrollo amigables de los cultivos de raíces más grandes son las semillas con una longitud de 3 cm. Remoje las semillas en agua o un paño húmedo durante 24 horas antes de plantar. Y antes de sembrar, remojar en agua caliente durante 20 minutos para protegerse contra el desarrollo de diversas enfermedades. Después de calentar, enfriar, enriquecer con microelementos útiles, mediante tratamiento con estimulantes del crecimiento, y secar bien.

Preparando el suelo en primavera, aseguraremos buenos brotes tempranos.

Para el pleno crecimiento y desarrollo de los rábanos, debe preparar un suelo favorable. El cultivo prefiere un suelo suelto, nutritivo y bien drenado con una acidez óptima de 5.5-7.0.
Al elegir un sitio, dé preferencia a uno cálido, protegido de los fuertes vientos. También importa cuánta luz solar cae sobre el lugar de aterrizaje por día. De acuerdo con las normas de rotación de cultivos, los tomates, las papas, los pimientos, los pepinos y las legumbres se consideran los mejores predecesores.

No se recomienda cultivar un cultivo de raíces durante más de tres años en el mismo lugar, ya que la planta agota el suelo.

La solución ideal es plantar un rábano todos los años en un nuevo lecho, lo que ayudará a mejorar la rotación de cultivos en el jardín.

El suelo debe prepararse en el otoño. Para hacer esto, limpie el sitio de residuos de plantas, excave y enriquezca con compost o humus. Con el inicio de la primavera, tan pronto como la tierra se derrite bajo los cálidos rayos del sol, antes de plantar una verdura, debe desenterrarse nuevamente, agregando minerales.

Tecnología de plantación correcta, plantando a la profundidad correcta.

El cultivo de rábanos en campo abierto proporciona una siembra realizada de manera competente, que incluye las siguientes operaciones:

  1. Nivele el lecho preparado, marque los surcos de siembra, observando una distancia de 10 cm entre ellos. Profundidad de empotramiento aceptable 1 cm. La siembra profunda conducirá a un cambio en la forma del cultivo de raíces.
  2. Plantar el material de siembra en los surcos, habiéndolos previamente regado con agua caliente. Siembre semillas a una distancia de 5 cm entre plantas. No vale la pena más espesa, de lo contrario tendrás que gastar energía tratando de plantarlos.
  3. Espolvorear con tierra y compactar bien para lograr la máxima adherencia del suelo al plano de la semilla, lo que acelerará la germinación.
  4. Después de la siembra, riegue los lechos y fertilice con ceniza de madera.
    En condiciones climáticas agradables, las plántulas aparecerán en 3-4 días.

Plantar una verdura en óvulos

Puedes plantar rábanos en óvulos. Este método ha sido probado por muchos jardineros y es reconocido como el mejor. Como resultado de este enfoque, los rábanos maduros tienen una forma uniforme y ordenada. PERO no se requiere adelgazamiento durante el cuidado estándar.
Esto requiere:

  1. Prepare la cama cavando y aflojando de la manera tradicional. Después de eso, el suelo debe nivelarse.
  2. Corta el fondo de las celdas con un cuchillo y colócalo en el suelo, presionando ligeramente con agujeros hasta el suelo. Llene las celdas con tierra y ponga una semilla en cada hoyo.
  3. Cubra los cultivos con tierra y agua a fondo.
    Cuando se siembra en bandejas de huevos, los rábanos brotarán con la misma actividad que con el método habitual. Además, se seguirá automáticamente un determinado patrón de aterrizaje.

Cuidado de plantas recién plantadas, régimen de riego.

El cuidado adicional de los cultivos incluye las siguientes actividades:

  1. Manteniendo un cierto régimen de humedad.
    El riego se considera una operación de cuidado importante, ya que de ello depende el crecimiento, desarrollo y rendimiento de un cultivo de hortalizas. Por lo tanto, después de la siembra, el riego debe realizarse diariamente, evitando que la capa superior del suelo se seque, de lo contrario, el sabor de los cultivos de raíces se deteriorará, se volverán amargos y también disminuirán de tamaño. Los buenos momentos para regar son la mañana y la tarde.
  2. Adelgazamiento de brotes frecuentes.
    El procedimiento debe llevarse a cabo el quinto día después de la aparición de las plántulas, dejando las plantas más fuertes. Para una buena maduración y una fructificación de alta calidad de la verdura, las plántulas deben estar a una distancia de 5 cm entre sí.
  3. Aflojando el suelo.
    La humedad excesiva y su estancamiento pueden provocar el agrietamiento de los tubérculos o la aparición de enfermedades como keela, podredumbre negra. Para evitar que esto suceda, después de regar, debe aflojar la tierra. Haga esto con cuidado, sin dañar la raíz y el cultivo de raíces en crecimiento.
  4. Aderezo con un complejo de fertilizantes.
    El cultivo responde bien a la nutrición orgánica y mineral. Después de cada fertilización, el acolchado debe realizarse utilizando una mezcla de turba y estiércol podrido. Esto facilitará la absorción de fertilizantes, así como protegerá la planta del crecimiento de malezas y mantendrá un ambiente húmedo.
  5. Medidas oportunas para protegerse contra enfermedades y plagas.
    Es necesario inspeccionar constantemente las plantas para identificar focos de daño a sus enfermedades y plagas, y si se detecta un problema, prescribir correctamente el tratamiento con equipo de protección probado.

Secretos de cultivo en campo abierto, raleo y alimentación.

Existen algunos secretos para cultivar raíces de calidad en condiciones de campo abierto.

  1. Todos los cultivadores de hortalizas pueden enfrentarse a este problema cuando la planta va hacia la flecha, después de lo cual florece. Para evitar esto, se deben evitar la densidad de plantación, el suelo seco y los indicadores de baja temperatura.
  2. No puede agregar estiércol fresco al suelo, de esto el rábano quedará hueco por dentro. El aderezo debe realizarse con materia orgánica podrida.
  3. Al plantar, es aconsejable sembrar una semilla a la vez, ya que el raleo daña el sistema de raíces de la planta principal, lo que resulta en un crecimiento deficiente y formación de flechas.
  4. Durante el cultivo, no utilice productos químicos, ya que existe una alta probabilidad de que se introduzcan en los alimentos. Por lo tanto, el rábano debe rociarse solo con remedios caseros, que pueden ser infusiones de ajo, ajenjo, celidonia, migas de tabaco.

Plagas y lucha contra ellas

Las enfermedades pueden reducir la cantidad y calidad de la cosecha y causar la muerte de los rábanos, y las plagas se llevarán la cosecha tan esperada, ya que les gusta darse un festín con los rábanos jóvenes.

Por lo tanto, es importante establecer los primeros signos de la enfermedad a tiempo y tomar las medidas adecuadas que ayudarán a la planta a enfrentarlos más rápido.

Enfermedades
NombreDescripciónMedidas de control
KeelaPresencia en la superficie del feto.
hinchazones y crecimientos que se vuelven
causar amarillamiento y marchitamiento
sale de
Desenterrar la planta afectada por la quilla y
quemar y cubrir el suelo con cal apagada.
Durante 4 años, los cultivos de hortalizas se han
no cultives esta parcela
Moho polvorientoEn la superficie de las hojas, pecíolos.
se forma una flor blanca
color empolvado, que con
adquiere una luz
tinte marrón
Organización de la rotación y el procesamiento de cultivos.
plantas mediante la supresión
el desarrollo de esta enfermedad
BacteriosisLas hortalizas de raíz están cubiertas de moco.
y comienza a desprender un olor a podrido.
Al mismo tiempo, se observa coloración amarillenta.
hojas de rábano
Para luchar, necesitas procesar Burdeos
líquido
Plagas
Pulga crucíferaPequeño insecto con
color oscuro y metalizado
el brillo daña las hojas, así que
lo que más perturba el proceso
fotosíntesis. Como resultado, la planta
deja de crecer y muere
Para la prevención, organice la correcta
cuidado. Si está dañado, procese el rábano.
medicamentos apropiados. Antes
que tratar con insecticidas, necesitas
intenta salvar las costumbres populares
BelyankaLarvas de mariposa blanca
roer el follaje desde los bordes o
roer a través de los agujeros,
que causar un daño irreparable
cultura

Cosechando lo que logramos crecer

El rábano debe cosecharse de forma selectiva, a medida que madura. Cuando se alcanza un cultivo de raíces de tamaño mediano, debe sacarlo suavemente, tomándolo por la parte superior y tirando hacia arriba, y puede servirlo en la mesa. Y dejar que el resto crezca hasta la madurez técnica.
Los rábanos son fáciles de cosechar y oportunos. Pero incluso si llega tarde con la recolección de esta verdura, en este caso puede obtener semillas para la próxima siembra.

Puede cultivar rábanos en campo abierto durante la temporada de verano.

Incluso los jardineros novatos pueden hacer frente a las simples reglas de plantación y cuidado. Estas reglas, por supuesto, difieren en la región de Leningrado, en los Urales o en Krasnodar. Es importante plantar el rábano en el jardín de manera oportuna y crear condiciones cómodas para que crezca.


Características del cultivo de rábanos.

La temperatura óptima para cultivar rábanos es de 15 a 20 grados. En consecuencia, se puede plantar a mediados de abril, y ya en mayo, los jardineros cosechan a partir de variedades de maduración temprana. Es un cultivo poco exigente que crece mejor en áreas bien iluminadas con suelo fértil y drenado ligeramente ácido.

La clave para obtener una buena cosecha es el momento correcto de la siembra. En campo abierto, dicho trabajo se puede realizar en la segunda quincena de abril, y los rábanos se plantan debajo de la película en un invernadero a fines de febrero. Este es un cultivo resistente al frío que puede soportar fácilmente incluso las heladas tardías hasta menos 5 grados.

Al elegir un sitio para plantar, debe recordarse que no solo se deben tener en cuenta las reglas de rotación de cultivos, sino que tampoco se deben plantar este cultivo después de otros cultivos de raíces, incluso después de rábano, nabo, nabo y repollo. Los mejores precursores de los rábanos son los tomates y varios tomates. La elección correcta del sitio para las camas no solo resuelve los problemas con las plagas de insectos, sino que también permite simplificar significativamente el cuidado de las plantaciones.


Elegir un lugar de aterrizaje, preparar el jardín.

El cultivo es posible en campo abierto o en invernadero. Se necesita un invernadero para una cosecha muy temprana y en áreas con climas fríos. Cultivar al aire libre es más tradicional.

Para plantar, debe elegir un lugar soleado, solo las hojas crecerán a la sombra del rábano y el cultivo de raíces no se atará. El suelo debe tener una acidez neutra, está desenterrado y libre de malezas. Para la siembra, es recomendable agregar compost o humus alrededor de 2 kg por cien metros cuadrados.

No se puede traer abono fresco, las raíces de rábano estarán torcidas y ásperas.

Es mejor preparar la cama en el otoño y en la primavera nivelarla con un rastrillo. Entonces la tierra será blanda, lo que se requiere para un buen crecimiento. Si la cama del jardín se está preparando en la primavera, debe hacerse con anticipación, 2 semanas antes de plantar, para que la tierra se asiente después del procesamiento.

Puede plantar rábanos después de papas, tomates, berenjenas, pepinos, frijoles, cebollas. No se puede plantar después de cultivos crucíferos: repollo, nabos, rábanos, esporas de enfermedades y plagas de estos cultivos se acumulan en el suelo.

Después de plantar las semillas, es recomendable cubrir el lugar con una película en arcos, lo que no solo acelerará el tiempo de germinación, sino que también redibujará el acceso a las plántulas por plagas de insectos.


Características del cuidado del rábano.

Para esta cultura, es importante asegurar la humedad constante del suelo en el lecho del jardín, pero el exceso de humedad tampoco conducirá a un bien, por esta razón es necesario regar las plantas solo cuando el suelo esté seco, a una profundidad suficiente y necesariamente con moderación, solo para humedecer la capa de la raíz.

En esta hortaliza, las raíces divergen a poca distancia del arbusto, es importante que la humedad llegue a la profundidad de la raíz principal, en algunas variedades de rábano el sistema radicular puede ir más profundo hasta 30 cm. Al comprar semillas, estudie cuidadosamente la descripción de la variedad.

Después de plantar el rábano, las camas se riegan con agua tibia, a través de una regadera con un aspersor.

El agua tibia es muy útil por la noche, de esta manera se mantiene caliente en el área donde se encuentran las semillas. El suelo debajo de las plantas cultivadas se humedece cada 2-3 días, durante el calor y los fuertes vientos tendrá que regarse con más frecuencia, ya que la superficie de las camas se secará rápidamente.

El rábano tiene una temporada de crecimiento corta y durante este período no debe privarse de nutrientes. En una zona pobre, las plantas se pueden alimentar con fertilizantes al mismo tiempo que se riegan. La infusión de excrementos de aves, purines o fertilizantes minerales se mezcla con el agua de riego. Pero no olvide que un exceso de fertilizantes (esto se aplica principalmente a las composiciones de nitrógeno) conducirá al hecho de que el rábano comenzará a aumentar la masa verde o arrojará la flecha, como resultado, el cultivo de raíces dejará de crecer.

Considere también el hecho de que los rábanos son propensos a la acumulación de nitratos, por esta razón es recomendable usar composiciones minerales lo menos posible, es mejor preparar una infusión de masa verde de malezas o ceniza de madera para la alimentación.

Estos apósitos servirán simultáneamente como agente profiláctico contra plagas y enfermedades fúngicas. La ceniza ayudará a repeler algunas especies de pulgones, caracoles y babosas.

Para proteger las plantas de las pulgas crucíferas, se cubren con una envoltura de plástico mientras la plaga revive. Por supuesto, existen composiciones químicas especiales diseñadas para matar insectos, pero un cultivo de raíces temprano se trata mejor con remedios naturales.

La detección oportuna y el control correcto detendrán el desarrollo de la pulga crucífera. Para hacer esto, es imposible prevenir el crecimiento de malezas en el sitio, eliminar los residuos de las plantas cultivadas, aflojar el suelo con más frecuencia para romper la costra que aparece después del riego.Para facilitar el trabajo de cuidado de los rábanos, el uso de mantillo en las camas ayudará, para esto, el compost podrido, la turba alta son adecuados o puede usar pasto finamente picado, con menos frecuencia aflojará el suelo, restringirá la germinación de malezas, reduzca la cantidad requerida de riego, debido al hecho de que la humedad será, tardará más en evaporarse.


Cosecha y almacenamiento

Las hortalizas de raíz no maduran al mismo tiempo, por lo tanto, los rábanos deben desenterrarse y retirarse selectivamente, seleccionando solo hortalizas completamente maduras. La recolección se realiza mejor por la mañana., preliminarmente, por la tarde buen aterrizaje estrecho Así será mucho más fácil extraer raíces del suelo. Sacando el rábano del jardín, sacuda bien los restos de la tierra, corte las puntas, retrocediendo dos o tres centímetros del cultivo de raíces. No es necesario recortar las raíces.

¿Cómo y cuánto se almacenan los rábanos? Si se almacena durante demasiado tiempo, incluso en buenas y correctas condiciones, el rábano se vuelve flácido y adquiere un amargor desagradable. Por lo tanto, no debe cosechar un tubérculo como la remolacha o la cebolla. Además, puede cultivar rábanos frescos y jugosos en cualquier época del año, si no al aire libre, por ejemplo, en un invernadero. La cosecha de rábano se puede almacenar en bolsas de plástico durante aproximadamente una semana colocándola en el compartimento de verduras del refrigerador.


Cuidado del rábano: alimentación, adelgazamiento, riego del rábano.

El cuidado de los rábanos consiste principalmente en regar, aflojar, aclarar y alimentar.

Después de 5-6 días después de la germinación, será necesario realizar un adelgazamiento. Regar el rábano es necesario solo cuando hay falta de humedad. El aflojamiento debe realizarse después de cada riego.

Las plantaciones se alimentan con fertilizantes nitrogenados.

Para proteger las plantas de las plagas, trate las camas con polvo de tabaco o ceniza.

La recolección se realiza de forma selectiva. Primero, se recogen las cabezas ya formadas. Una cosecha de otoño puede permanecer en un sótano frío durante mucho tiempo.

Los cultivos de raíces se forman incluso a bajas temperaturas de 12-14 ° C. Y se vierten a 18-20 ° C. Si las plántulas se sembraron antes del invierno, deben cubrirse con papel de aluminio.

La floración prematura sin la formación de tubérculos puede desencadenarse por un período de luz prolongado de mayo a junio. El mismo problema puede ser causado por otras razones: ubicación sombreada, baja humedad del suelo combinada con altas temperaturas, cultivos espesados.

Para evitar una floración prematura, riegue los rábanos en pequeñas porciones 2 o 3 veces por semana. Esto ayudará a bajar la temperatura del suelo. El adelgazamiento oportuno también es importante, gracias al cual las hojas podrán tomar una posición horizontal.


Ver el vídeo: Se COSECHA en SOLO 3 Semanas Como plantar rabanitos Germinar. Cultivar y sembrar rabanos